Dressember 14: Tonya

Tonya tenía 13 años y era estudiante. Eddie era el padrastro de su amiga. Tonya y Eddie hablaban y flirtearon un poco. Había una conexión obvia.

Dos años después, cuando Tonya tenía 15 años, ella estaba en un bar cuando vio a Eddie. Hablaron y flirtearon. Tonya durmió en la casa de Eddie esa noche. Esa noche, Tonya y Eddie empezaron una relación.

Por muchos meses, Tonya vivió en la casa de Eddie. Una noche, había una fiesta en la casa de Eddie y Tonya. Eddie invitó a muchos de sus amigos. Eddie habló con Tonya. Le explicó, “Yo quiero que tú duermas con mi amigo. Él nos va a pagar. Quiero el dinero. Si tú me quieres, tú dormirás con mi amigo. Duerme con mi amigo”.

Tonya no quería dormir con el amigo de Eddie pero Eddie la persuadió. Ella durmió con el amigo de Eddie. Eddie estaba contento pero Tonya no estaba contenta. Estaba fatal.

Este incidente se repitió. Todas las noches, Eddie iba con Tonya a bares diferentes. Eddie hablaba con los clientes del bar. Entonces, los clientes pagaban a Eddie para dormir con Tonya. Los clientes la violaban y la abusaron físicamente y psicológicamente.

Tonya era desesperada. Se sentía vulnerable; sentía que no tenía escape.

Un día, un agente del departamento de ICE intervino en su situación. El agente se llamaba Keith Owens. Owens arrestó a Eddie y liberó a Tonya. Eddie fue sentenciado a 12 años en la cárcel.

Hay muchos jóvenes con historias como la de Tonya. Los jóvenes están manipulados. Los agresores los manipulan. Los jóvenes confunden el amor con el sexo, la obediencia y el control. El amor no es sexo. El amor no es obediencia. El amor no es control. Los jóvenes no tienen libertad porque están controlados por personas malas.

La esclavitud moderna es diferente de la esclavitud histórica. Es más difícil observarla. Es más secreta. Nosotros tenemos una responsabilidad de abrir los ojos. Tenemos una responsabilidad de investigar y cuestionar una situación que no es totalmente normal. Tenemos una responsabilidad de intervenir en estas situaciones horribles. Tenemos una responsabilidad de crear santuarios para los sobrevivientes.

Cuando tú contribuyes una donación a esta campaña de Dressember, tú estás interviniendo en estas situaciones. Estás creando santuarios para los sobrevivientes. Estás haciendo la diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s