La mujer y la pelota

¿Te gusta escribir? ¡Queremos publicar tus cuentos!

ENTREGAR UN CUENTO

LA MUJER Y LA PELOTA

escrito por Zoe (Falmouth, ME)

Hay un pelota. No es una pelota grande; es una pelota pequeña.

La pelota vive en una clase de niños (children). Los niños tienen 5 o 6 años y juegan con la pelota mucho.

Un día, la pelota sale de la clase y va a la cafetería. En la cafetería, hay una mujer. La mujer le pregunta: “¿Por qué estás en la cafetería, pelota?”

La pelota le responde: “Porque tengo hambre (I’m hungry). ¿Puedo comer en la cafetería?”

“No”, le dice la mujer, “no puedes comer en la cafetería porque tú eres una pelota y las pelotas no comen.”

La pelota está confundida: “¿Las pelotas no comen? Yo soy una pelota y yo como. ¿Por qué dice Ud. que las pelotas no comen?”

La mujer explica: “Las pelotas no comen porque no tienen bocas (mouths). Las personas tienen bocas… los animales tienen bocas… ¡pero las pelotas no tienen bocas! ¡Es imposible comer si no tienes una boca!”, le responde la mujer. Ella está muy irritada.

La pelota está irritada también. Le grita: “Estás hablando conmigo, ¿no? Si no tengo una boca, ¿cómo es que puedo hablar?”

La mujer está enojada con la pelota y le grita: “¡No lo sé!”.

Ella agarra (grabs) la pelota y se la come.

Ahora, los niños no pueden jugar con su pelota porque la pelota está muerta.

El Fin.

UNA ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Each day, we’ll publish one way for you to interact with the story that we share. Consider this your optional homework assignment from The Comprehensible Classroom!

LA TAREA

Un comentario sobre “La mujer y la pelota

  1. Hay un pelota. Un pelota rojo. No es una pelota grande; es una pelota pequeña.Una buena pelota. La pelota vive en una clase de niños. Muy emocionante. Los niños tienen 5 o 6 años y juegan con la pelota mucho. mucho diversión! Un día, la pelota sale de la clase y va a la cafetería. En la cafetería, hay una mujer. Mucho grasosa. La mujer le pregunta: “¿Por qué estás en la cafetería, pelota?” La pelota le responde: “Porque tengo hambre. ¿Puedo comer en la cafetería?” “No”, le dice la mujer, “no puedes comer en la cafetería porque tú eres una pelota y las pelotas no comen.”La pelota está confundida: “¿Las pelotas no comen? Yo soy una pelota y yo como. ¿Por qué dice Ud. que las pelotas no comen?”La mujer explica: “Las pelotas no comen porque no tienen bocas. Las personas tienen bocas… los animales tienen bocas… ¡pero las pelotas no tienen bocas! ¡Es imposible comer si no tienes una boca!¡Sí!”, le responde la mujer. Ella está muy irritada. ¡Está muy loca! La pelota está irritada también. Le grita: “Estás hablando conmigo, ¿no? Si no tengo una boca, ¿cómo es que puedo hablar?”La mujer está enojada con la pelota y le grita: “¡No lo sé!”.Ella agarra la pelota y se la come. ¡AH! Ahora, los niños no pueden jugar con su pelota porque la pelota está muerta. ¡Muy triste!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s