Un día en el andén

¿Te gusta escribir? ¡Queremos publicar tus cuentos!

ENTREGAR UN CUENTO

UN DÍA EN EL ANDÉN

escrito por Alicia (16), Everett, WA

editado por Monica Lamelas

We are sharing with you TWO versions of today’s story! If you are an Intermediate or Advanced Spanish speaker, you might want to skip down to the detailed version. If you are a Novice or Intermediate learner, start by reading the simplified version, then go on to read the detailed version! You will be able to understand it better because the details and new vocabulary are layered in slowly.

VERSIÓN SIMPLIFICADA

Hernando es un niño. Tiene 10 años. Todos los días, Hernando va a un ferrocarril (rail station).

Cuando va al ferrocarril, Hernando va al andén (platform) y observa a los pasajeros.

Un día, Hernando tiene una idea. Quiere asustar (scare) a uno de los pasajeros.

Hernando ve a un hombre (man). El hombre lleva un traje negro (wears a black suit).

¡Es la víctima perfecta! Hernando se esconde (hides). El hombre camina hacia Hernando, pero no lo ve. De repente, ¡Hernando salta (jumps) y grita: «¡BU!»

El hombre no salta. No está asustado. No mira a Hernando. Sigue (he continues) caminando. ¿Por qué?

Cinco años después… Hernando tiene quince años. Ahora, trabaja (he works) en el ferrocarril. Hernando toca el silbato del tren (plays the train whistle).

Cuando toca el silbato, ¡los pasajeros se asustan y saltan! A Hernando le gusta asustar a los pasajeros… pero hay una persona que no se asusta. Es el conductor del tren, y todos los días lleva un traje negro.


VERSIÓN ORIGINAL

Hernando es un niño que vive al lado de un ferrocarril.

Tiene diez años. Es chistoso y travieso. Le gusta molestar a los demás.

Todos los días Hernando corre hacia el andén y espera a los pasajeros.

Cuando el tren llega siempre suena un silbato.

Normalmente todas las personas que están en el andén saltan al oír el ruido ensordecedor (deafening). Cuando el tren se para, los pasajeros bajan del tren con sus maletines. Un día Hernando tiene una idea divertida.

Él se esconde bajo la sombra de una pared hecha de ladrillo.

Escoge una víctima. Es un hombre. Tal vez Hernando podrá hacerlo saltar.

El hombre lleva un traje negro, también tiene una gorra que cubre su cara.

Hernando espera con paciencia.

El hombre camina hacia la sombra, entonces, de repente Hernando salta desde la sombra, pero el hombre no salta, sino que se ríe. Hernando se queda confundido, no entiende porque no pudo hacerlo saltar.

Cinco años después…

Hernando es ahora un muchacho que trabaja en el ferrocarril. Tiene quince años. Todavía le gusta molestar a los demás. Cuando Hernando toca el silbato del tren, las personas a su alrededor saltan. Y cuando el conductor del tren que lleva un traje negro y una gorra que cubre su cara ve a Hernando, él recuerda cuando él era el que solía molestar (he would try to annoy) a los demás en el andén.

UNA ACTIVIDAD DIDÁCTICA

Each day, we’ll publish one way for you to interact with the story that we share. Consider this your optional homework assignment from The Comprehensible Classroom!

LA TAREA

what

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s